El dueño de las pampas

El Caldén, es un árbol bien pampeano, autóctono, sagrado para los pueblos originarios. Este ejemplar solo se encuentra en la región pampeana argentina, y también se lo puede encontrar en sectores de la Patagonia. Originalmente se extendía descendiendo del suroeste de Córdoba, centro sur de San Luis, pasando por La Pampa hasta el sur de Buenos Aires y noreste de Rio Negro.

Tiene una altura promedio de 10 a 12 metros, habiendo excepciones dependiendo de las condiciones en las que se encuentre[1]. Tiene una copa que suele formar figuras triangulares y llega a tener un diámetro de 15 metros. Su tronco es grueso y tiene corteza; sus raíces son alargadas y voluminosas. Éste puede presentarse de manera individual o en especies de agrupamientos. Debido al medio en el que el Caldén se rodea, debe tener características que le permitan soportar la escasez de agua y los energéticos vientos; para ello dispone de raíces fuertes y pronunciadas que aprovechan bien el agua y le otorgan resistencia ante los vientos, hojas finas y alargadas y posee espinas para retener agua. El fruto del Caldén es una chaucha con forma similar a una vaina.

El Caldén provee al ecosistema diversos beneficios por los que se dice que es una especie de suma importancia[2] para esto. Da refugio a múltiples especies que comparten el ecosistema[3], entre ellas se encuentran aves tales como churrinches, benteveos, pechos colorado, chimangos, caranchos; también líquenes, musgos, bichos canastos, piches, liebres, perdices, lauchas y/o roedores. Además le otorga protección contra el viento y la lluvia[4], que pueden deteriorar el suelo y causar inundaciones, protege las napas de agua, da sombra, etc.

Sin embargo, el Caldén se encuentra en un constante declive poblacional debido a su tala comercial, incendios forestales y desmonte de bosques para la agricultura y ganadería[5]. Su descenso es preocupante por diversos motivos: se podría producir inundaciones, degradación del suelo, entre otros. Actualmente el bosque de Caldén se encuentra con 2/3 menos de su población original. Paso de 106 a 33 millones de hectáreas. Si bien el proceso de repoblación es complicado de inducir, se puede preservar el Caldén; en la actualidad, el mismo se encuentra en parques nacionales y reservas naturales como especie protegida, en algunos casos su tala es clandestina. Algunos ejemplos de estos son: Parque Luro (7.600 hectáreas), Lihuel Calel, reserva provincial privada de Córdoba (5.300 hectáreas). Sabemos que existe una ley de bosque que lo protege y su preservación es óptima, pero solo se encuentra protegida un 1% de su población y no se conoce una táctica para la detención de su deforestación.

Fotos: Zoe y Paula

Ilustraciones: Diego Y Melanie

Textos y entrevistas: Fede, Anne, Felipe , Belu, Vicky, Cata, Alina, Maia, Zoe y Sol

-------------------------------------------------------

[1]Depende del sustrato, tipo de suelo, clima.

[2]Especie determinante

[3] Y comparten nicho ecológico.

[4] Agentes erosivos.

[5]Expansión de la frontera agropecuaria.

-------------------------------------------------------

Nota: El texto publicado pertenece a los alumnos del taller de periodismo "Periodista del ECO x un mes". 

Imprimir Correo electrónico

+25 años del Suplemento ECO

More from this category

Ediciones del ECO

ECO 211

...

ECO 212

...

ECO 213

...

ECO 214

  ...

ECO 215

...

ECO 216

...

ECO 217

...

ECO 218

...

ECO 219

...

ECO 220

...

ECO 221

...

ECO 222

...

Editorial

Contramano

La disposición de la Municipalidad de Santa Rosa parece ser propia de un tiempo de “grietas” más que de lógica urbanís...

Las antenas

La decisión municipal de Santa Rosa de aprobar de manera exprés la habilitación para la colocación de antenas de telef...

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net