Los porotillos

Las flores del campo, como los porotillos que abundan en toda La Pampa, se nos presentan como una gota de color que ilumina el paisaje, ahí están, desplegando su hermosura…

En algunas culturas de la antigüedad se sostenía que la belleza es curativa. Tal vez lo sea. Por lo pronto, quién no se siente mejor al diluirse en el horizonte circular del oeste pampeano, en la Patagonia Argentina, al observar el plumaje de las calandrias en invierno, al contemplar el amanecer o el atardecer en el mar... en el campo...

Cada día, cuando el sol se desprende hacia el cielo, nos eleva. Formas cotidianas de la belleza, al alcance de quien quiera observarlas.

Ficha técnica:

Nombre vulgar: Porotillos

Nombres científicos: Hoffmannseggia erecta (Phil), Hoffmannseggia glauca (Ortega, Eifert), H. trifoliata Cav. var. microphylla.

Distribución: Pequeño género esencialmente sudamericano, con 7 especies en Argentina que crecen desde Salta hasta Patagonia. En La Pampa son comunes en el caldenar y en el monte, en lugares serranos, bardas basálticas y barrancas calcáreas. Hoffmannseggia erecta es endémica -exclusiva- de Argentina.

 

Las flores del campo, como los porotillos que abundan en toda La Pampa, se nos presentan como una gota de color que ilumina el paisaje, ahí están, desplegando su hermosura. Muchas veces nos sentimos atraídos hacia las flores de gran tamaño, por lo que muchas de las plantas ornamentales se mejoran artificialmente en ese sentido, las de los porotillos, amarillas y rojas, con sólo 1 o 2 cm de diámetro, tal vez sean un humilde ejemplo de belleza.

Estas plantas son pequeñas hierbas, de 15 a 30 cm de altura, perennes, rizomatosas, con hojas compuestas, en las cuales los folíolos se pliegan con posición de sueño. Las flores se ubican en racimos laxos, con 5 pétalos. Cada una de las numerosas semillas, como guijarros diminutos, duros, se desarrollan en el interior de una chaucha (o legumbre) curva, separadas entre sí por pequeños surcos, próximas pero no hacinadas.

Este nombre vulgar, porotillo, se aplica también a otras especies del género Rynchosia, que se diferencia del anterior, entre otras características, por presentar las hojas trifoliadas.

Texto: Graciela Alfonso

Fotos: G. Alfonso y D. Quintana (Instituto de Botánica Darwinion)

(Publicado en la sección Animales y Plantas, en el suplemento ECO de abril de 2002)

Imprimir Correo electrónico

PUB GLP

 

BIODIVERSIDAD

El cardón

En el medio de las piedras rosadas de las sierras del Parque Nacional Lihué Calel, crece un cardón que, Graciela Alfon...

La cortadera

Es una planta nativa de Argentina, Brasil, Chile y también Uruguay. Cuando soplan los vientos, los “plumeros” o “plume...

Pasionaria

Salí a caminar por el bosque en estos días de otoño, y noté que los árboles ya han perdido sus hojas. El verde se ha d...

Mas Leídas

Mina de sal

En Mendoza (Argentina), se propone extraer cloru...

Un viaje de ida

Informe: Todo por 2$: En Mendoza (Argentina), ...

El libro de los animales y las plantas p…

40 láminas de animales y plantas de la región pa...

Taller en Exactas

En la última semana de octubre comienza el taller ...

Bioclimatología

Ahorro económico, ahorro ambiental, acceso al co...

Desmonte en El Bolsón

Greenpeace manifestó su oposición al desmonte qu...

Residuos Patológicos

Más de mil doscientos kilos por día de residuos ...

Especies confundidas

Informes periodísticos señalaron que numerosas e...

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net