Vivir en ecovillas

Distribuidas en gran parte del mundo, en silencio y sin apoyo oficial, miles de personas encaran a diario el desafío de una vida en plena armonía con la Naturaleza. Pequeñas "ecovillas" son el laboratorio de este experimento social y productivo.

Nacida a mediados de los '70 en Australia, la Permacultura es un movimiento social que viene creciendo en forma silenciosa y paulatina. Es una red de personas que promueve la vida en ecovillas en sintonía con su entorno, interpretando sus secretos y transformando el paisaje en pos de un futuro sustentable.

Con la premisa de que la Humanidad va camino a su propia extinción, producto de un agotamiento y un uso inadecuado de sus recursos naturales y energéticos, la Permacultura promueve un profundo cambio de actitud. Sitúa el eje principal en observar los patrones de la Naturaleza, reproducirlos a escala humana y desarrollar ambientes donde el ser humano y sus comunidades sean un elemento más del entorno.

La intención es organizar el territorio de forma tal que permita a las pequeñas comunidades -un elemento clave de la Permacultura son las ecovillas o las ecoaldeas- su autosustentabilidad y, consecuentemente, la permanencia en el tiempo.

El conocimiento del entorno, de los patrones de la Naturaleza y del grado de modificación posible, son fundamentales para este movimiento.

Herramienta
La Permacultura implica una nueva forma de organizar el paisaje, los elementos que lo componen y el estilo de vida de las personas que lo habitan. Es un sistema diseñado en base a los principios ecológicos.

Es la herramienta más apropiada para crear asentamientos humanos sostenibles: respeta la biodiversidad y promueve métodos de producción sustentables, alimentos saludables, energías renovables, alternativas, limpias y eficientes, construcciones naturales, el aprovechamiento de todos los desechos orgánicos, entre otros preceptos.

Propone principios y un enfoque holístico del hombre y la naturaleza, para el diseño de sistemas de vida y producción sustentables, tanto desde el punto de vista ecológico, como social y económico.

(David Homgren en el 2007 junto a Raúl D'Atri, fundador de la Ecovilla en Santa Rosa, La Pampa)

  • David Homgren

Nació en Fremantel, Australia Occidental, en 1955. Como hijo de activistas políticos de la clase trabajadora, recibió una gran influencia de la revolución social de los años '60 y '70. Durante un viaje por Australia en 1973, se enamoró del paisaje de Tasmania y se unió a la innovadora Escuela de Diseño Ambiental, en Hobart. Una intensa relación de trabajo con su mentor, Bill Molison, durante los siguientes tres años, condujo al concepto de Permacultura y marcó el curso de su vida posterior.

El término Permacultura fue acuñado en los '70 por Bill Mollison y David Holmgren (ver recuadro), fundadores y promotores de este movimiento. Es la síntesis entre “permamente” y “agricultura”, porque en un principio el término se circunscribía a describir un sistema integrado y en evolución de plantas perennes -o que se perpetúan- y de animales útiles para el ser humano.

El movimiento
El movimiento permacultural representa una red mundial de individuos y grupos que trabajan en países ricos y pobres de todos los continentes. “En su mayor parte sin apoyo de gobiernos o empresas, estas personas están contribuyendo a un futuro sostenible reorganizando sus vidas y sus trabajos alrededor de los principios de diseño de la Permacultura”, manifestó David Holmgren en una reciente declaración.

Esta nueva visión ya está generando “pequeños cambios locales” que están afectando directa e indirectamente las actuaciones sobre el medio ambiente en general, la agricultura ecológica, la tecnología apropiada, las comunidades y otros movimientos para un mundo sostenible.

En la mayoría de los países sólo un número relativamente reducido de personas ha tomado el curso de diseño de Permacultura, o han estado asociados de cerca con algún proyecto de esta índole.

En Australia, en cambio, una larga historia de activismo e influencia permacultural dentro de grandes movimientos ambientalistas relacionados, además de una gran exposición a los medios masivos, han repercutido en una apreciación pública más amplia de la Permacultura.

Ecovillas
Las ecovillas o ecoaldeas son la cristalización de la Permacultura. En Argentina, el ejemplo más conocido es el de Gaia, en Navarro, a unos 110 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

La Asociación Gaia empezó a trabajar en el año 1992 y en 1996 compró el campo donde está dando los primeros pasos de su experiencia.

La Ecovilla se extiende en 20,3 hectáreas de un terreno elevado, con un suave declive y fértil, con un suelo franco arcilloso.

En el lugar existen grandes construcciones que pertenecieron a una fábrica de productos lácteos, abandonada por más de 40 años, y 5 construcciones anexas para galón, casas y baños del personal.

Gran parte de estas construcciones fueron recicladas y en la actualidad sirven como área de visitantes y estudiantes, con habitaciones, cocina y comedor comunitario, salas para talleres y cursos, galpón para herramientas y materiales, biblioteca y sala de usos múltiples.

“Estamos llevando a la práctica en la vida cotidiana, los principios de sutentabilidad, buscando las etapas para lograr una cultura permanente, donde la relación de cooperación mutua pueda brindar un marco de seguridad grupal e individual”, dice en su sitio web la asociación.

Un pequeño grupo de personas vive de manera permanente en el lugar. Llevan adelante los diferentes proyectos comunitarios y los programas educativos que ofrece la asociación. “Estamos abiertos a recibir familias con niños, parejas, o adultos independientes, dispuestos a sumarse y co-responsabilizarse del proyecto”, es la invitación que dejan los promotores de Gaia para todos los que quieran sumarse a este desafío.

Texto: Fernando Tourn
Ilus.: Bibi González

Imprimir Correo electrónico

PUB GLP

 

BIODIVERSIDAD

El cardón

En el medio de las piedras rosadas de las sierras del Parque Nacional Lihué Calel, crece un cardón que, Graciela Alfon...

La cortadera

Es una planta nativa de Argentina, Brasil, Chile y también Uruguay. Cuando soplan los vientos, los “plumeros” o “plume...

Pasionaria

Salí a caminar por el bosque en estos días de otoño, y noté que los árboles ya han perdido sus hojas. El verde se ha d...

Mas Leídas

Mina de sal

En Mendoza (Argentina), se propone extraer cloru...

Un viaje de ida

Informe: Todo por 2$: En Mendoza (Argentina), ...

El libro de los animales y las plantas p…

40 láminas de animales y plantas de la región pa...

Taller en Exactas

En la última semana de octubre comienza el taller ...

Bioclimatología

Ahorro económico, ahorro ambiental, acceso al co...

Desmonte en El Bolsón

Greenpeace manifestó su oposición al desmonte qu...

Residuos Patológicos

Más de mil doscientos kilos por día de residuos ...

Especies confundidas

Informes periodísticos señalaron que numerosas e...

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net