El arte de habitar

Más de 30 artistas le dieron color al barrio Butaló. Ubicado en el sur de la ciudad de Santa Rosa (LP), esta barriada lleva el nombre de un brazo del emblemático río Atuel. “Gracias a este mural me vengo a enterar  de la historia del nombre”, dice Walter, un vecino que vive en ese complejo de viviendas desde hace más de 30 años.

Más de 60 barrios tiene la ciudad de Santa Rosa y muchos de ellos son conjuntos habitacionales  asociados a la construcción de monoblock. Este tipo de estructura habitacional, cuya construcción tuvo su auge en la Europa de pos guerra, fue diseñada para las grandes metrópolis con el fin de hacinar la pobreza en pocas extensiones de tierra y a bajo costo. En la capital pampeana, el Butaló es uno de estos barrios.

A días del “mal olor” de las cloacas allí se reunieron más de 30 artistas para darle “nuevos aires” al barrio. Por segundo año consecutivo se desarrolló el “CAP”, un encuentro nacional de muralismo y arte urbano de gestión independiente. Este año, los artistas intervinieron más de veinte paredes del Butaló (hace 12 meses se realizó una actividad similar en las paredes del barrio Río Atuel).

Como si fuera parte de la casualidad, los barrios que se pintaron llevan los nombres de ríos y arroyos de La Pampa, que representan un reclamo histórico debido al robo constante del agua.

Butaló

Todos los espacios tienen sus historias, aunque no todos los vecinos la conozcan. Hoy, en el oeste pampeano, el arroyo Butaló está seco, y en la capital provincial, muchos de los habitantes del barrio que lleva su nombre desconocen su historia y el barrio ha perdido  así su identidad. Walter, vecino del barrio cuenta: “Vivo hace 33 años en el Butaló y gracias a este mural me vengo a enterar que Butaló es un brazo del río Atuel”, dice mientras observa trabajar a un muralista.

Butaló significa “médano grande” y el barrio lleva ese nombre en conmemoración a la Colonia Butaló, un asentamiento de venta de tierras fiscales ubicado a la orilla del arroyo Butaló, al noroeste de la provincia de La Pampa, en el límite con Mendoza.

Este asentamiento agrario ya no existe. Solo lo recuerdan los ancianos de la zona y los papeles de compra y venta de tierra. La colonia fue desapareciendo junto al arroyo empujado a la sequía. Dicho arroyo era uno de los brazos principales por los que el río Atuel fluía por La Pampa, hasta que Mendoza comenzó a desviar el agua y se fueron secando ríos, arroyos y humedales.

“Dibujé la Colonia”

Entre artistas y murales, esquivando pinceles y tachos de colores, otro vecino se acerca a saludar: “Soy Guzmán, Ramon Faustino”, dice. “Yo conocí la colonia Butaló, chacra por chacra”. Nativo de Telén (LP),nos cuenta, dice que cuando fui, nos explicaron que eran chacras, como en Mendoza, con viñedos… pero después, cuando cortaron el río Atuel, se terminó todo”. “En el mapa de La Pampa he tenido que dibujar la Colonia”, agrega mientras cuenta que fue empleado como dibujante técnico en Casa de Gobierno en Tierras Fiscales. Dice que “ahí hacíamos hasta los lotes, con todas las secciones, con todos los departamentos y con todas las jurisdicciones judiciales. Cuando yo iba, había poca agua en los ríos… la gente andaba preocupada porque tenía animales en esa zona y tenían que acarrear agua en camiones y era muy caro”. 

“Yo trabaje y viaje por ahí, hasta los años ‘60 y ’70. Y cuando me vine a Santa Rosa, me toco vivir en el barrio Butaló, que justamente tiene los nombres de las plantas del lugar donde yo nací… jarilla, piquillín, olivillos…Yo vivo acá desde que se inauguró el barrio”, en ese momento sus ojos se pusieron brillosos.

Don Guzmán, con sus años a cuesta, fue testigo de las chacras que se armaban tras la venta de tierras loteadas por el Estado para forjar colonias y a su vez fue uno de los primeros en habitar el barrio Butaló, allá por la década del ’70, cuando las políticas públicas se orientaban a las construcciones barriales.

A principios del 1900 se lotearon 10.000 hectáreas a orillas del arroyo que fueron vendidas a colonos (criollos, polacos, algunos italianos, españoles, chilenos). El arroyo Butaló, tenía el cauce mayor de la cañada, con grandes extensiones pantanosas llenas de totorales y cubiertas de agua durante la mayor parte del año.  Hay registros que sostienen permisos al Estado Nacional para instalar botes y balsas. La Pampa era territorio Nacional, y la Direccion General de Tierras y Colonias se encargaba del reparto.

Plantas y cloacas

Con las manos en la cintura, Marta (de 57 años) cuenta que hace 33 años que vive en el Butaló. “Esto era mucha arena, por eso dicen que el Butaló era un médano grande”. Recuerda que “había muchos cardos rusos, mucho viento, se nos juntaban todos los cardos en las casas, había tierra por todos lados”.

“Y bueno, cuando entramos al barrio colocamos plantas… cualquiera, la que venga y ahora tenemos un problemón con las cloacas”, relata.  No sabe si fueron las raíces de las plantas que colocaron para frenar los vientos las que hacen explotar las cloacas del barrio… solo sabe de los malos olores, de las aguas podridas en las calles y plazas y de la falta de respuestas a los reclamos: “ojalá saquen los árboles y planten otros, o que arreglen este problemón que tenemos de años”.

Privado y público

Los barrios como el Butaló o el Atuel tienen casas multifamiliares con lógica de monoblock. Allí la intimidad de la casa y el espacio público se confunden. Es muy común que un departamento musicalice a varias casas, o que los comentarios sean de venta a venta.

También, es común que el espacio se fragmente. Algunos vecinos se quejan de aquellos lugares donde se juntan los “jóvenes problemáticos”. Pero esta arquitectura no necesariamente garantiza que los vecinos se comuniquen.

“La gente se acerca al artista y se junta un vecino y otro. Y así terminás hablando con vecinos con el que hace 30 años que no hablabas o que solo te saludás con un “buen día, buenas tardes”, que no charlás de nada”, reflexiona Walter quien reconoce que gracias al Encuentro “terminas hablando del problema de las cloacas, de problemas que sufrimos todos”.

Colores

“Este encuentro me parece sumamente original, es una explosión de colores, ¡queda bellísimo!”, dice expresiva la escritora y artista de las letras, Teresa Pérez. “Vivo en la casa 124 del barrio Butaló, desde el año 2004”.

La escritora destaca la necesidad de conocer la historia, el pasado. “Esto se refiere a la colonia Butaló”, dice y señala el mural que está dibujando Juan Manuel Giménez. “La cuestión histórica es muy importante para todas las personas, seamos del barrio o no. Es importante que sepamos que alguna vez hubo una Colonia Butaló y este mural puede despertar la curiosidad y comenzar a preguntar”.

Fortalecer la memoria colectiva, recuperar imágenes sobre un arroyo que ya no existe, denunciar la crisis hídrica que aún continúa, recuperar los espacios comunes, recorrer los vecindarios, compartir e intercambiar pareceres, reconstruir la historia de un barrio, reclamar al Estado el desarrollo de políticas públicas que garanticen la planificación urbanística… En pocos días, muralistas y vecinos señalaron la importancia del arte de habitar.

Texto: Paula Inchaurraga
Fotos: P. D’Atri

 

Imprimir Correo electrónico

PUB GLP

 

BIODIVERSIDAD

El cardón

En el medio de las piedras rosadas de las sierras del Parque Nacional Lihué Calel, crece un cardón que, Graciela Alfon...

La cortadera

Es una planta nativa de Argentina, Brasil, Chile y también Uruguay. Cuando soplan los vientos, los “plumeros” o “plume...

Pasionaria

Salí a caminar por el bosque en estos días de otoño, y noté que los árboles ya han perdido sus hojas. El verde se ha d...

Mas Leídas

Mina de sal

En Mendoza (Argentina), se propone extraer cloru...

Un viaje de ida

Informe: Todo por 2$: En Mendoza (Argentina), ...

El libro de los animales y las plantas p…

40 láminas de animales y plantas de la región pa...

Taller en Exactas

En la última semana de octubre comienza el taller ...

Bioclimatología

Ahorro económico, ahorro ambiental, acceso al co...

Desmonte en El Bolsón

Greenpeace manifestó su oposición al desmonte qu...

Residuos Patológicos

Más de mil doscientos kilos por día de residuos ...

Especies confundidas

Informes periodísticos señalaron que numerosas e...

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net