Mala señal

Decenas de celulares se fabrican por segundo y millones se venden por año. Diez millones están en desuso en Argentina y un 33% va a parar a la basura. El problema son las baterías y las plaquetas que contienen metales pesados y sustancias tóxicas, dicen los expertos.

Por año se venden más de 1.000 millones de celulares en el mundo. Sólo Nokia, la empresa líder en la fabricación de estos aparatos, incorporó al mercado en un año 13 celulares por segundo.

Según el informe “El lado tóxico de la telefonía móvil”, de Greenpeace, dos de cada tres personas tienen acceso a la telefonía móvil en el planeta.

Inmersos en una frenética carrera de consumo, los aparatos tienen una vida útil cada vez más corta. El problema es que los desechados se suman a otros que, como las computadoras, televisores y lavarropas automáticos, integran los conocidos “residuos electrónicos”. Estos se acumulan en inmensos basurales en países de los denominados “en vías de desarrollo”, a donde el “mundo desarrollado” envía sus desechos para “reciclarlos”.

Metales pesados

“Los celulares contienen metales pesados y sustancias químicas tóxicas persistentes que contaminan el medio ambiente y afectan a la salud, en especial a los recuperadores informales que los manipulan sin la protección adecuada”, dice el informe de Greenpeace.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en el planeta se generan entre 40 y 50 millones de toneladas de residuos electrónicos. El organismo internacional señala que las consecuencias son serias por la toxicidad de los mismos.

El problema se agrava porque la tendencia al uso y descarte es una realidad en los últimos tiempos y una tendencia firme en el futuro. Un informe de la revista “Gestión”, sostiene que existe el doble de celulares que de aparatos de tevé y tres veces más teléfonos de línea fija. Según los especialistas, en los próximos cinco años estos pequeños aparatos serán masivos.

Residuos peligrosos

“La basura electrónica constituye actualmente el 5% de los residuos sólidos urbanos (RSU) a escala global: una proporción similar a la que representan los envases plásticos, pero mucho más peligrosa”, dice Greenpeace.

Un celular puede tener hasta mil compuestos diferentes, mucho de ellos contaminantes para el ambiente y tóxicos para la salud humana. La lista está integrada por, entre otros, plomo, PVC, cobre, cadmio, mercurio y níquel. “Gran parte de los aparatos celulares descartados (…) terminan en rellenos sanitarios o basurales a cielo abierto, con un agravante: tienen un grado mayor de toxicidad que los residuos comunes y debemos sumarle que uno de sus componentes principales son las baterías recargables”, agrega la organización ambientalista.

Las baterías recargables y las plaquetas electrónicas (circuitos impresos) son los componentes más contaminantes en los celulares. “Redondeando cifras, casi el 30% del peso de las pilas y/o baterías está formado de materiales tóxicos como Mercurio, Cadmio, Níquel, Manganeso, Litio y Zinc19. Estos contaminantes se concentran de manera inadvertida y sin control en los rellenos sanitarios y basurales del país con consecuencias muy graves y escasamente documentadas”, dice un grupo de investigadores en la revista “Investigación y Ciencia”.

Argentina

El panorama en nuestro país no difiere mucho de la situación mundial. De hecho, la relación es muy similar y tres de cada cuatro argentinos tiene un celular. Desde el 2004 el mercado no dejó de crecer y hoy nuestro país es uno de los líderes en la región en cuanto a la evolución de las Tecnologías de la Información y Comunicación (índice elaborado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de Naciones Unidas)

La vida útil de los aparatos es de tres años, de acuerdo a las estadísticas en base al consumo en nuestro país. Greenpeace dice que fueron casi diez millones los aparatos descartados y que un “el 30% tiene como destino probable la disposición como residuo”.

Si el pasado es preocupante, el futuro es aún más. Según una encuesta de la consultora TNS Gallup para Global Telecom Insights (GTI), más del 66% de los argentinos consultados dijo que cambiará su aparato celular en los próximos seis meses.

Texto: Pablo D’Atri
Ilus.: Bibi González

Imprimir Correo electrónico

PUB GLP

 

BIODIVERSIDAD

El cardón

En el medio de las piedras rosadas de las sierras del Parque Nacional Lihué Calel, crece un cardón que, Graciela Alfon...

La cortadera

Es una planta nativa de Argentina, Brasil, Chile y también Uruguay. Cuando soplan los vientos, los “plumeros” o “plume...

Pasionaria

Salí a caminar por el bosque en estos días de otoño, y noté que los árboles ya han perdido sus hojas. El verde se ha d...

Mas Leídas

Mina de sal

En Mendoza (Argentina), se propone extraer cloru...

Un viaje de ida

Informe: Todo por 2$: En Mendoza (Argentina), ...

El libro de los animales y las plantas p…

40 láminas de animales y plantas de la región pa...

Taller en Exactas

En la última semana de octubre comienza el taller ...

Bioclimatología

Ahorro económico, ahorro ambiental, acceso al co...

Desmonte en El Bolsón

Greenpeace manifestó su oposición al desmonte qu...

Residuos Patológicos

Más de mil doscientos kilos por día de residuos ...

Especies confundidas

Informes periodísticos señalaron que numerosas e...

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net