Alimentación saludable

Hay quienes prefieren la carne y quienes las verduras. Están quienes no consumen harinas porque tienen gluten, mientras que otros y otras aman los bizcochitos y las medialunas. Algunas personas se inclinan sólo por los alimentos orgánicos, otras prefieren comprar en la despensa de la esquina lo que van a comer en el día. La alimentación es algo inherente al ser humano. Nos alimentamos y lo hacemos todos los días, pero no lo hacemos de la misma forma...

 

Suplemento ECO (Agosto de 2019)._ Sabemos lo importante que es la alimentación para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Por lo tanto sabemos, o por lo menos hemos escuchado, que mientras más sana sea nuestra alimentación más saludable se mantendrá nuestro organismo. Pero… ¿Qué es comer saludablemente? Son muchas las definiciones, opiniones y recomendaciones en torno a esta cuestión.

“Para mí comer sano es comer variado y comer de todo, no omitir nada” dice Raúl Pérez, de 67 años. “Yo creo que lo peor son las harinas. Son adictivas, te hacen sentir pesada y no le hacen bien al cerebro”, opina Martina Giménez, de 30 años. “Para mí, una comida sin carne no es comida”, dice David Bustamante, de 48 años. “Lo indispensable en mi dieta diaria son las verduras y en lo que trato de moderarme es en el azúcar, creo que es lo que peor que le hace al cuerpo, junto con las harinas”, explica Melisa Quinteros, de 26 años. 

La OMS (Organización Mundial para la Salud) explica que “la composición exacta de una alimentación saludable, equilibrada y variada depende de las necesidades de cada persona, el contexto cultural, los alimentos disponibles localmente y los hábitos alimentarios”. Considera que los principios básicos de la alimentación saludable son siempre los mismos: comer frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales; limitar el consumo de azúcares libres, de grasa y de sal.

El organismo enfatiza sobre la importancia de los alimentos naturales, o aquellos mínimamente procesados, como componentes básicos de una dieta saludable.

Por su parte la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) define la alimentación saludable como aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana. Los nutrientes son las proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, minerales y agua. Recomienda comer muchas hortalizas y frutas; vigilar el consumo de grasas (reducir el consumo de grasas sólidas y saturadas, y sustituir las grasas animales por aceites vegetales); reducir el consumo de alimentos y bebidas con alto contenido en azúcar; reducir el consumo de sodio/sal; beber agua regularmente y no consumir alcohol o hacerlo con moderación.

Los especialistas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 2,7 millones de personas fallecen al año por una mala alimentación. La organización de las Naciones Unidas explica que esto se debe, en gran parte, a que en los últimos años diversos fenómenos sociales han influido en los hábitos alimenticios de las personas y estos se han transformado en poco saludables. “El aumento de la producción de alimentos procesados, la rápida urbanización y el cambio en los estilos de vida han dado lugar a un cambio en los hábitos alimentarios. Actualmente, las personas consumen más alimentos hipercalóricos, grasas, azúcares libres y sal/sodio”.

Según la licenciada en nutrición Mariana Hernández, propietaria del almacén saludable “La Delfina”, la alimentación debe ser completa, equilibrada, suficiente, variada y adecuada para cada individuo. “Se sabe que una correcta alimentación impide, o disminuye, la aparición de enfermedades. Por eso en la actualidad se están reemplazando ciertos fármacos por alimentos que mejoran la salud”. Mariana explica que la comida es el combustible de las células de nuestros órganos que se encargan de darnos la energía para movernos, pensar y vivir. Por eso cuanto mejor sea ese combustible más eficiente va a ser su trabajo. “Si bien las personas se están inclinando hacia una correcta alimentación, han surgido diversas ‘dietas saludables´ que no son tan saludables. Siempre se debe consultar con un profesional idóneo en el tema para que tu alimentación sea óptima”, afirmó Mariana.

Orgánicos.

La alimentación orgánica ha ganado adhesión en los últimos años y muchas personas la entienden como una de las mejores opciones para alimentarse saludablemente. “Los alimentos orgánicos son aquellos que en todo su proceso de elaboración no contienen agroquímicos ni pesticidas; no poseen colorantes, saborizantes, ni conservantes”, explica Mariana y señala que el consumo de estos alimentos beneficia a la salud ya que tienen una mayor cantidad de vitaminas y minerales y su sabor es más intenso. Además ayudan a cuidar el medio ambiente ya que se respetan los sistemas de producción. No obstante, lo negativo de estos alimentos según la nutricionista, es su costo. “Si bien nuestro país tiene una amplia variedad de dichos productos, lo que se debería buscar es la manera de que sean más accesibles en cuestiones de costo”.

Melisa Quinteros hace algunos años que empezó a consumir alimentos orgánicos y visita siempre que puede la “Feria por la Alimentación Sana” (que se despliega todos los sábados en el Parque Oliver, en la capital pampeana). “Me parece importante ser más consciente sobre la cantidad de químicos que tienen los alimentos que se compran todos los días en los supermercados”. Dice que hay que elegir otras opciones más naturales, “habitar otros espacios como éstos (la Feria) donde se presta mucha atención al sistema de producción de los alimentos y se trata de que sean lo más naturales posibles. Yo creo que como más saludable en la medida que elijo más productos orgánicos”, afirma Melisa.

La mayoría de las personas que consumen alimentos orgánicos coinciden en que, al no tener restos de químicos, sus cuerpos no reciben los efectos negativos. De este modo, y gracias a su composición natural, mejoran el sistema inmunológico y previenen o dificultan la aparición de enfermedades.

Lierre Keith, escritora feminista, ecologista y autora del libro “El mito vegetariano” fue vegana durante 20 años. Pero un día decidió dejar de serlo. Por eso en la actualidad Keith explica cómo la producción de vegetales a gran escala atenta también contra el medio ambiente. Dice que la agricultura es muy destructiva y que le ha hecho mucho daño al planeta. “Los monocultivos arrasan a los habitantes originales para que los invasores puedan hacerse con la tierra”, afirma en el libro. Debido a sus cosechas anuales, Keith explica que la agricultura industrial desmonta praderas y bosques, acaba con la riqueza del suelo, desplaza y extingue especies, modifica y contamina los cauces de los ríos, y altera el clima: “La agricultura es carnívora: lo que come son ecosistemas y los ingiere enteros”.

Veganismo.

Otra de las formas de entender la alimentación saludable es el veganismo. Y en los últimos tiempos el número de personas que siguen esta orientación aumentó de manera considerable. Esta dieta es la que no incluye productos de origen animal como carne, pescado, leche, queso, huevos y miel.

“Creo que un buen punto de partida hacia el tan deseado bienestar podría considerarse a la filosofía de vida vegana. Porque plantea no aportar ni consumir ningún tipo de explotación animal en cuatro esferas sociales: alimentación, vestimenta, entretenimiento y experimentación” opina Florencia Pérez, fundadora de la cooperativa de trabajo “Corteza del Chañar” (productora de estética natural).

Florencia, que es vegana desde hace muchos años, considera que la ha ayudado mucho a mejorar su salud. Pero aclara que, para que la alimentación vegana sea correcta, tiene que estar basada en frutas, verduras, legumbres, cereales, algas, semillas y agua, de manera que pueda aportar al organismo todo lo necesario para una dieta equilibrada, armónica y saciadora. “Es muy importante incluir todo porque también hay un veganismo que es tóxico, en el cual las personas simplemente dejan de comer carne y no prestan atención a ciertos alimentos que tienen que empezar a incluir en su dieta para suplantar las proteínas, por ejemplo, u otros que aporten la cantidad necesaria de energía que el cuerpo necesita.”

Mariana Hernández también considera que hay que tener cuidado en la forma de alimentarse. “Siempre se debe tener en cuenta la variedad de alimentos a ingerir a lo largo del día, como así también la suplementación de algunas vitaminas que pueden encontrarse reducidas en el reino vegetal”.

Pero no todas las personas están de acuerdo con la alimentación vegana y hay quienes consideran que se trata de una moda. “Personalmente creo que la carne es un alimento indispensable en nuestra alimentación, si se consume de manera equilibrada para que sea saludable. En este momento hay una moda en adolescentes con la alimentación vegana, no sólo por el amor a los animales si no por una cuestión social.” dice Carolina Monlezúm, propietaria del almacén saludable “Quinoa”.

Carolina considera que el cambio alimentario se ha notado, más que con la carne con las harinas. “La mayor parte de la clientela, sin ser celíaca, decide dejar de consumir harina de trigo e integral y la reemplaza con otro tipo de harinas o premezclas”.

David Bustamante también considera que la carne es un alimento importante en su dieta cotidiana. “Para mí una comida sin carne no es comida. No creo que comer solamente frutas y verduras sea saludable. Por lo menos para mi cuerpo no lo es”.

Más allá del debate y de las opiniones diversas sobre qué es “comer saludablemente”, los y las profesionales y los organismos competentes coinciden en que, al momento de comenzar una dieta que cuide nuestro cuerpo, se debe consultar a especialistas en el tema. De esta manera se evitan daños a la salud y se adapta una alimentación para cada organismo y estilo de vida particular.

Informe: Ana Paula Cuñado
Ilust.: Bibi González

Imprimir Correo electrónico

Ediciones del ECO

ECO 211

...

ECO 212

...

ECO 213

...

ECO 214

  ...

ECO 215

...

ECO 216

...

ECO 217

...

ECO 218

...

ECO 219

...

ECO 220

...

ECO 221

...

ECO 222

...

ECO 223

...

ECO 224

...

ECO 225

...

ECO 226

...

ECO 227

...

ECO 228

...

ECO 229

...

ECO 230

...

 

Astronomía

Los eclipses

Un eclipse, en el sentido más general, es cuando un cuerpo se oculta detrás de otro. Cuando Eugenia se esconde detrás ...

Vía Láctea

  Observar el cielo en una noche estrellada, sin Luna, es una experiencia maravillosa. Luego que nuestros ojos se han a...

Estrellas fugaces

Todas las noches, si tenemos un poco de paciencia y nos quedamos mirando un rato el cielo, podemos ver varias estrella...

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net