Nature

La revista Nature eligió como tapa de su último número al Chilesaurio diegosuarezi, un extraño dinosaurio encontrado en la Patagonia chilena. Pariente del Tyrannosaurus rex y del Velociraptor, presenta características mezcladas de distintas especies y que, además, es el primer dinosaurio del periodo Jurásico.

En el hallazgo de este espécimen participaron investigadores y técnicos del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN-CONICET) junto con investigadores de la Universidad Andrés Bello (UNAB), de Santiago de Chile.

La inclusión en la portada de la revista pone en relieve la importancia de este nuevo espécimen que los científicos habían descripto como un mosaico evolutivo en el momento de su presentación en mayo de este año.

En un principio los restos que habían encontrado parecían pertenecer, por sus características, a distintas especies, pero en un análisis posterior se evidenció que se trataba de un mismo ejemplar: un terópodo, como el Velociraptor, pero que no pertenece a ninguno de los grupos de estos conocidos hasta el momento y con particularidades de otros linajes.

Como ejemplo de las características que aportan rareza a este dinosaurio, que en la cordillera chilena patagónica se halló en abundancia, pueden citarse su cráneo y sus dientes los que revelan una dieta completamente herbívora. “La combinación de una cabeza pequeña, dientes de hoja o espátula -para cortar hojas- y las patas robustas son todos rasgos inusuales para los terópodos”, explica Fernando Novas, investigador principal del CONICET en el MACN que estuvo a cargo de la descripción del hallazgo.

Hallazgo

Todo había comenzado en 2004 cuando los primeros restos fueron encontrados por un niño de 7 años, Diego Suárez, que acompañaba a sus padres, los geólogos de la UNAB Manuel Suárez y Rita de Cruz, en un expedición en la parte oriental región de Aysén. Los científicos recolectaban muestras para el relevamiento de la Carta Geológica de Chile que lleva a cabo el Servicio Nacional de Geología y Minería a lo largo de ese país. Manuel Suárez cuenta: “Desde los 5 años que Diego nos ha acompañado a terreno y participaba en el descubrimiento de conchas fósiles y hojas fósiles. Mientras estábamos en el campamento base jugaba a encontrar huesos de dinosaurios”.


Hay equipo

Sobre investigación:

Fernando E. Novas. Investigador principal, MACN-CONICET.

Leonardo Salgado. Investigador principal del CONICET en el Instituto de Investigaciones en Paleobiología y Geología de la Universidad Nacional de Río Cuarto.

Manuel Suárez. Universidad Andrés Bello, Santiago de Chile, Chile.

Federico L. Agnolín. Becario doctoral, MACN-CONICET, Fundación de Historia Natural Félix de Azara, Universidad Maimónides.

Martín D. Ezcurra. School of Geography, Earth and Environmental Sciences,University of Birmingham, Birmingham, Reino Unido.

Nicolás R. Chimento. Becario doctoral, MACN-CONICET.

Rita de la Cruz. Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile.

Marcelo P. Isasi. Profesional adjunto MACN-CONICET.

Alexander Vargas. Facultad de Ciencias, Universidad de Chile, Santiago, Chile

David Rubilar-Rogers. Departamento de Biología, Facultad de Ciencias, Universidad de Chile, y Museo Nacional de Historia Natural de Chile, Santiago, Chile.


 

Estos primeros huesos, cuenta Novas, habían sido llevados al Museo de La Plata por suponer que se trataba de reptiles marinos. Allí Leonardo Salgado, investigador independiente del CONICET, los describió individualmente en un trabajo publicado en 2007. Al observar que se trataba de un terópodo, contactó a Novas para invitarlo a revisar los restos enviados por Suárez y su equipo. Allí comenzó la segunda etapa de este descubrimiento.

En el taller de paleontología del MACN – a cargo de Marcelo Isasi, profesional adjunto del CONICET – se analizaron los restos y se constató que la columna vertebral, costillas y ambos brazos, que parecían pertenecer a ejemplares diferentes, en realidad eran parte de un mismo dinosaurio de un tamaño parecido al de una gallina. Eso les dio la pauta de que debían ir en busca de más piezas.

“Al obtener el esqueleto completo comprobamos que en realidad formaban parte de un todo: el Chilesaurus. Es como si representara una mosaico de dinosaurios en un mismo animal”, precisa Novas. (Fuente: María Bocconi/ CONICET)

Imprimir Correo electrónico

 

EDITORIALES

Verde "amarillo"

Muchos se sorprendieron por la designación de Sergio Bergman al frente de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Human...

Caridad "verde"

Hoy no es un derecho el acceso a la energía, al agua, a la vivienda… Sólo es un una posibilidad a la que sólo se acced...

Hidroeléctricas

El presidente argentino Mauricio Macri fue categórico contra las centrales hidroeléctricas: “Hay opciones más limpias”...

Mas Leídas

Mina de sal

En Mendoza (Argentina), se propone extraer cloru...

Un viaje de ida

Informe: Todo por 2$: En Mendoza (Argentina), ...

El libro de los animales y las plantas p…

40 láminas de animales y plantas de la región pa...

Taller en Exactas

En la última semana de octubre comienza el taller ...

Bioclimatología

Ahorro económico, ahorro ambiental, acceso al co...

Desmonte en El Bolsón

Greenpeace manifestó su oposición al desmonte qu...

Especies confundidas

Informes periodísticos señalaron que numerosas e...

Residuos Patológicos

Más de mil doscientos kilos por día de residuos ...

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net