Bolsitas de plásticos

Hay una tendencia que es la de hacer de un problema puntual una cuestión de estado. Las bolsitas contaminan, hay que evitar que circulen en la ciudad, se prohíbe su uso y un problema menos… Pero, ¿es un gran problema ambiental?... “y… todo es relativo”, sería la respuesta.

Del total de los residuos sólidos urbanos, entre un 8 u 10 % son plásticos. De ese total, las bolsitas y otras formas de “embalaje” representan el 40%. Quiere decir que las bolsitas representan solo un 3% del total de los residuos sólidos urbanos (RSU).

Si la norma es limitar, la tendencia a la prohibición no siempre (casi nunca) resuelve los problemas. De hecho, a veces los agrava.

Por eso, para abordar el tema habría que dimensionar el problema de las bolsitas de plásticos en el total de los residuos de plásticos y en el total de los RSU.

Dimensionar significa darle un valor y en ese “valor” no debe soslayarse el económico. Con los datos en la mesa, un municipio de unos cien mil habitantes puede saber si se trata de un problema que se encamina hacia una crisis ambiental o si es sólo un inconveniente.

Cuantificado el tema, el municipio podría trasladar el costo a quién genera el inconveniente.

Si de las 2,5 millones de bolsitas que genera una ciudad de unos cien mil habitantes, los supermercados son responsables de un 70%, por ejemplo, ellos (los supermercados) deberán afrontar ese porcentaje del costo. Si hay una política ambiental, la recomendación a ese comercio debería ser que traslade esos costo al cliente (frente a la otra opción, que el comercio absorba el costo y “libere” al cliente) para que este tenga la alternativa de llevar sus propias bolsitas o pagar “el costo ambiental” de la generación de ese residuo potencial.

El objetivo sería el de involucrar al cliente/consumidor para que se asuma como parte de la solución. Evita, además, desplegar soluciones “paternales”. Sobre todo, porque las políticas educativas tienen como norma que las personas se asuman como partes del problema para ser parte de la solución.

  • (Director ECO)

Noticias relacionadas:

Imprimir Correo electrónico

 

BIODIVERSIDAD

El cardón

En el medio de las piedras rosadas de las sierras del Parque Nacional Lihué Calel, crece un cardón que, Graciela Alfon...

La cortadera

Es una planta nativa de Argentina, Brasil, Chile y también Uruguay. Cuando soplan los vientos, los “plumeros” o “plume...

Pasionaria

Salí a caminar por el bosque en estos días de otoño, y noté que los árboles ya han perdido sus hojas. El verde se ha d...

Mas Leídas

Mina de sal

En Mendoza (Argentina), se propone extraer cloru...

Un viaje de ida

Informe: Todo por 2$: En Mendoza (Argentina), ...

El libro de los animales y las plantas p…

40 láminas de animales y plantas de la región pa...

Taller en Exactas

En la última semana de octubre comienza el taller ...

Bioclimatología

Ahorro económico, ahorro ambiental, acceso al co...

Desmonte en El Bolsón

Greenpeace manifestó su oposición al desmonte qu...

Residuos Patológicos

Más de mil doscientos kilos por día de residuos ...

Especies confundidas

Informes periodísticos señalaron que numerosas e...

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net