Glifosato

El glifosato es un probable cancerígeno para los humanos, dijo la OMS. Es el herbicida más utilizado en el mundo. Sólo en Argentina  se venden más de 180 millones de litros por años y hay quienes dicen que son muchos más, casi el doble. El área fumigada equivale casi dos veces la provincia de La Pampa. Más de 100 localidades en Argentina sufren las consecuencias...

Las conclusiones de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) son claras. La institución especializada de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló: “Hay pruebas convincentes de que el glifosato puede causar cáncer en animales de laboratorio y hay pruebas limitadas de cancerinogenidad en humanos”.

Con sus reparos protocolares, es la primera vez que esta organización de las Naciones Unidas reconoce de manera tan clara las consecuencias del glifosato en el ADN y los cromosomas de las células humanas.

El 20 de marzo de 2015, desde Lyon, Francia, la IARC emitió el comunicado “Volumen 112: evaluación de cinco insecticidas organofosforados y herbicidas”, donde vincula al glifosato con el cáncer y los daños genéticos en humanos: “Es un probable carcinógeno para los seres humanos”.

“La enzima (vegetal) que resulta inhibida por el glifosato (la EPSPs) no se encuentra en humanos ni en animales, lo que contribuye al bajo riesgo para la salud humana que representa el uso de glifosato”, justificaba Monsanto, la multinacional que comercializa este producto. Por eso la respuesta al informe de la OMS no se hizo esperar: Es “ciencia basura”, disparó la megaempresa.

Glifosato

El glifosato es un ingrediente activo de muchos herbicidas. La fórmula química es compleja e inentendible para cualquier mortal: “N-fosfonometilglicina, C3H8NO5P, CAS 1071-83-6”.

Su capacidad herbicida fue descubierta en 1970 por John E. Franz, un empleado de la multinacional Monsanto.

Justamente esa “cualidad” la hace conocida como “producto herbicida”… Es decir, se trata de una sustancia que elimina las hierbas no deseadas (conocidas popularmente como “plagas” o “hierbas malas”).

Soja y glifosato

Precipitados por la pérdida de los derechos de patente sobre el herbicida Roundup (desde el 2000), Monsanto se dedicó a diseñar la fórmula para capturar un negocio multimillonario.

De la mano de la biotecnología, comenzó a cortar y pegar. Teniendo la sustancia que aniquila las malezas, sólo quedó generar en el laboratorio una semilla que sea resistente a ese herbicida. La misma multinacional Monsanto que patentó el herbicida Roundup en los ‘70, hizo lo mismo con la Soja RR (Roundup Ready) o Soja 40-3-2 (también existen en el mercado otras semillas “transgénicas” de maíz, algodón, canola, etc.)

Casi un 80% de la superficie sembrada en el mundo tiene semillas modificadas genéticamente cuya patente pertenecen a Monsanto. Sólo en Argentina el uso de los agroquímicos aumentó un 800% en los últimos 20 años.

El producto comercial más popular (sobre todo para el hombre de campo) que identifica a esa sustancia es el Roundup. De la mano de la multinacional Monsanto, se comercializa por millones, de litros y de dólares, en todas partes del mundo. “Los productos de glifosato de Monsanto están registrados en más de 130 países y están aprobados para el control de malezas en más de 100 cultivos. No hay otros ingredientes activos herbicidas que se le comparen en cuanto al número de usos aprobados”, dice la empresa y aclara: “El herbicida Roundup® 12, que contiene el ingrediente activo glifosato, fue introducido en 1974. Hoy, Roundup® WeatherMax, Roundup PowerMAX™: UltraMax, Full II y otros herbicidas producidos por Monsanto están entre los más utilizados a nivel mundial”, reconoce.

Peligros

No son muchas las sustancias señaladas por la OMS como cancerígenas. El glifosato es una de ellas, tal el comunicado del 20 de marzo último de la organización de las Naciones Unidas.

“Teniendo en cuenta los problemas que ahora son evidentes, ningún nuevo cultivo GM tolerante al glifosato debería ser autorizado”, dice concluyente un informe de Greenpeace.

El peligro no está sólo es en los campos sembrados. Además de los agricultores y peones de campos, de los operadores de fumigadoras y de los que manipulan estos productos… además están en peligro los habitantes de pueblos vecinos, los que habitan en cercanía de centros de acopios de agroquímicos y de maquinarias fumigadoras…

El coordinador de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, Medardo Ávila Vázquez, dijo a la agencia Télam que la resolución de la OMS es muy importante porque ya no hay dudas sobre sus efectos. Sin embargo, pidió medidas; “En Argentina actualmente está con una categoría de etiqueta verde que significa que se puede usar sin restricción, pero ahora esperamos que se lo elimine”, dijo.

Médico e integrante de la cátedra de Pediatría de la Universidad Nacional de Córdoba, Ávila Vázquez reclamó una paulatina eliminación del glifosato y otros agrotóxicos. “Lo primero es terminar con la exposición directa de la población a través de las fumigaciones”, dijo.

Hace un año moría Andrés Carrasco. Investigador del Conicet y docente de la UBA, denunciaba las consecuencias del glifosato sobre humanos, animales y plantas. Criticado por empresas, investigadores y políticos, hoy la OMS le dio la razón.

Texto: Pablo D’Atri
Ilus.: Bibi González

Texto completo en suplemento ECO (N° 190/junio 2015)

Imprimir Correo electrónico

Periodismo VERDE

ECO 235

...

ECO 234

...

ECO 232

...

ECO 231

...

ECO 230

...

ECO 229

...

ECO 228

...

ECO 227

...

ECO 226

...

ECO 225

...

ECO 224

...

ECO 223

...

ECO 222

...

ECO 221

...

ECO 220

...

ECO 219

...

ECO 218

...

ECO 217

...

ECO 216

...

ECO 215

...

ECO 214

  ...

ECO 213

...

ECO 212

...

ECO 211

...

Astronomía

Pascuas

La Pascua es la festividad más importante en la religión cristiana. De ella dependen las fechas de muchas otras celebr...

Los eclipses

Un eclipse, en el sentido más general, es cuando un cuerpo se oculta detrás de otro. Cuando Eugenia se esconde detrás ...

Vía Láctea

  Observar el cielo en una noche estrellada, sin Luna, es una experiencia maravillosa. Luego que nuestros ojos se han a...

Estrellas fugaces

Todas las noches, si tenemos un poco de paciencia y nos quedamos mirando un rato el cielo, podemos ver varias estrella...

Equinoccio

La palabra “equinoccio” proviene del latín y nos indica que la noche dura la misma cantidad de horas que el día, o sea...

Cómo orientarse

Les contaremos cómo hallar la línea Norte-Sur. Es muy sencillo y sirve para cualquier día del año. Los invitamos a pra...

Ediciones del ECO

ECO 235

...

ECO 234

...

ECO 232

...

ECO 231

...

ECO 230

...

ECO 229

...

ECO 228

...

ECO 227

...

ECO 226

...

ECO 225

...

ECO 224

...

ECO 223

...

ECO 222

...

ECO 221

...

ECO 220

...

ECO 219

...

ECO 218

...

ECO 217

...

ECO 216

...

ECO 215

...

ECO 214

  ...

ECO 213

...

ECO 212

...

ECO 211

...

Infografías