Antonio

Antonio Brailovsky fue uno de los intelectuales que más me influyó en mi formación de ambientalista...

A mediados de 2017 fue el último de los intentos de volver a regresarlo a estas pampas. Año lluvioso y con inundaciones en varias partes del país, la propuesta era un curso sobre “inundaciones y cambio climático”. No pudo ser y solo seguimos en contacto cada tanto por wasap.
Recuerdo cuando leí “La ecología en la Biblia”. Fue una de mis primeras aproximaciones a esa forma de mirar la naturaleza en su relación con el desarrollo de la humanidad. Fue la primera vez que escuché esa mirada conceptual de “NATURALEZA Y SOCIEDAD”.
En pocos días devoré los dos tomos de “Historia ecológica de Iberoamérica” y mi forma de asumir el ambientalismo encontró un norte (o un “Sur”, como me corrigió Antonio)
“Hay que se capaz de hacer periodismo ambiental en forma natural como si fuera sencillo”, me escribió cuando cumplimos 25 años con el suplemento ECO y se me hinchó el pecho.
En el año 1998 lo entrevisté por primera vez. Fue en el campo de Don Tito Torroba. “La Tierra no corre peligro de desaparecer”, dijo, “el peligro es el de vivir muy mal” advirtió.
En el 2006 lo trajimos de nuevo a La Pampa, a General Pico, donde brindó un curso sobre “Naturaleza y Ecología en la Historia del Arte”. Cientos de docentes, profesionales y estudiantes participaron.
En el 2009 organizamos el curso “Historia ecológica de Iberoamérica”. Dos sábados seguidos vino a Santa Rosa a dictarlo. Con mi amigo Marcelo Dolsan lo íbamos a buscar al hotel. Bajaba con su forma de vestir muy particular (usaba moño y me resultaba toda una rareza) y con esa voz suave nos saludaba. Mientras compartíamos el desayuno charlamos y me dijo al final de la conversación: “alguna vez los ambientalistas de Gualeguaychú se darán cuenta que no perdieron con la pastera porque va a ser la empresa más controlada del mundo”.
Hace unos días me dijeron que ya no hablaba y le envié un audio de wasap saludándolo. Hoy temprano me contaron que nos había dejado.
Tal vez como forma de recordarlo va a estar bueno volver a leerlo. Porque frente a tanta simplificación donde sólo hay buenos y malos en los conflictos ambientales, releer a Antonio es necesario. La llave que nos proponía sigue siendo actual y necesaria.
Gracias Antonio.

Lic. Pablo D’Atri
Director ecodigital.ar

--------------------------------------------------

 

Imprimir Correo electrónico

Astronomía

Pascuas

La Pascua es la festividad más importante en la religión cristiana. De ella dependen las fechas de muchas otras celebr...

Los eclipses

Un eclipse, en el sentido más general, es cuando un cuerpo se oculta detrás de otro. Cuando Eugenia se esconde detrás ...

Vía Láctea

  Observar el cielo en una noche estrellada, sin Luna, es una experiencia maravillosa. Luego que nuestros ojos se han a...

Estrellas fugaces

Todas las noches, si tenemos un poco de paciencia y nos quedamos mirando un rato el cielo, podemos ver varias estrella...

Equinoccio

La palabra “equinoccio” proviene del latín y nos indica que la noche dura la misma cantidad de horas que el día, o sea...

Cómo orientarse

Les contaremos cómo hallar la línea Norte-Sur. Es muy sencillo y sirve para cualquier día del año. Los invitamos a pra...

Ediciones del ECO

ECO 235

...

ECO 234

...

ECO 232

...

ECO 231

...

ECO 230

...

ECO 229

...

ECO 228

...

ECO 227

...

ECO 226

...

ECO 225

...

ECO 224

...

ECO 223

...

ECO 222

...

ECO 221

...

ECO 220

...

ECO 219

...

ECO 218

...

ECO 217

...

ECO 216

...

ECO 215

...

ECO 214

  ...

ECO 213

...

ECO 212

...

ECO 211

...

Infografías